jueves, 10 de febrero de 2011

Crítica: Thomas Pynchon. Un escritor sin orificios

Thomas Pynchon. Un escritor sin orificios
Rubén Martín G.
Alpha Decay. 96 p.

No recuerdo haber encontrado antes en tan pocas páginas -escasamente ochenta- tal diversidad de formas y de contenidos.

Thomas Pynchon. Un escritor sin orificios, la primera obra de Rubén Martín G., contiene aspectos de la novela policíaca (comienza con una investigación ficticia), del género epistolar (estructurada en dos cartas ficticias) y de la crítica (análisis y opiniones ficticias), todo ello expresado bajo las formas de una prosa mordaz y directa en ocasiones, más meditada y juiciosa en otras, e impregnada de una inteligente aura jocosa.

El origen de este libro se encuentra en el desencanto que le produce al autor la imposibilidad de acabar de leer la novela El arco iris de gravedad, de Pynchon, llegando a afirmar en la segunda carta que su escritura mata su lectura.

Si en esta segunda carta Rubén Martín G. expone lo difícil que se le ha hecho la relación lector vs. autor, llegando a mostrar el convencimiento de que a Pynchon le molesta la presencia de los lectores, en la primera analiza la condición de “autor escondido” que éste adopta desde sus inicios, reflexionando sobre la proyección pública que todo escritor tiene que afrontar.

Gracias a esta animadversión ficticia que siente Rubén Martín G. hacia Thomas Pynchon podemos descubrir a un joven autor que se muestra al lector atrevido, sincero, con una prosa breve e intensa, que espero se vaya consolidando en el panorama literario. Cabe destacar también las fotografías y dibujos que acompañan al texto, obra del pintor de micro-óleos Alfonso Rodríguez Barrera.

2 comentarios:

Dani Gonzalez dijo...

Ei, quin títol tan interessant. Pynchon és un autor que m'interessaria conèixer, però lectures encara pendents i l'extensió dels seus llibres fan que encara tingui pendent abordar la seva la lectura. Aquest llibre em crida molt l'atenció. S'agraeix la referència i el comentari.

Salutacions

César dijo...

A veure si te'n surts amb la lectura, Dani, que com has llegit el Rubén Martín G. no va poder i per això va decidir escriure aquest llibre.